¿Qué son las alergias? ¿Es verdad que es una reacción psicológica?

Las alergias son una enfermedad y la reacción psicológica, es la respuesta ante la enfermedad. Se dice que la reacción psicológica puede predisponer a la enfermedad, pero no ser la causa directa.

Las alergias son ocasionadas por un alérgeno, que es una sustancia que al entrar al organismo, lo sensibiliza para la aparición de la reacción alérgica. Los alérgenos comunes pueden ser agentes ambientales que tienen contacto con la piel, las vías respiratorias o la superficie de los ojos (tales como el polen; moho, caspa (de animales) y polvo). Son muy comunes las alergias a las comidas y a los medicamentos. De igual manera, las reacciones alérgicas pueden ser causadas por picaduras de insectos, joyas, cosméticos y casi toda sustancia que tenga contacto con el cuerpo.

Algunas personas tienen un tipo de reacción alérgica a las temperaturas cálidas o frías, al sol o a otros estímulos físicos que producen síntomas. Generalmente una persona que sufre de alergias es a más de un solo alérgeno.

Una reacción alérgica es una reacción anormal del sistema inmune, a sustancias que normalmente son inofensivas para la mayoría de la gente. En una persona alérgica su propio sistema inmune  trata a estas sustancias como invasoras y reacciona provocando síntomas, que pueden ser desde molestias leves hasta problemas severos que ponen en peligro la vida de la persona.

La principal causa por la que se sufre una alergia es por la predisposición genética, si tienes padres que sufren de alergias, es posible que tu o tus hermanos desarrollen o tengan alergias. También es posible que no tengas a nadie en la familia con alergias pero puedes desarrollarla.

La exposición frecuente a  cualquiera de los alérgenos normalmente no te ocasiona problemas, pero después de un tiempo de estar expuesto a la misma sustancia que antes no te hacía daño y que tu cuerpo lo reconocía, ahora tu sistema inmune, desconoce la sustancia y reacciona de forma inadecuada, anormal o exagerada ocasionándote una alergia a algo que antes era inofensivo.

El sistema inmune defiende al cuerpo de todo tipo de amenazas, con los anticuerpos, que en el caso de las alergias se llama Inmunoglobulina E (IgE). Cuando un alérgeno, tal como el polen es inhalado y entra al  cuerpo de una persona alérgica, el sistema inmunológico considera al alérgeno como invasor y se inicia una reacción en cadena. Los glóbulos blancos del sistema inmunológico producen anticuerpos lgE. Estos anticuerpos se unen a células especiales llamadas mastocitos, provocando liberación de sustancias químicas a la sangre tales como la histamina. Estas sustancias químicas causan síntomas. Todo este proceso se lleva a cabo en el órgano donde se provoca la alergia.

Los síntomas son diferentes de una persona a otra. La mayoría de las personas tiene síntomas leves que no ponen en peligro la vida, mientras que existen personas que tienen reacciones tan fuertes que pueden ser mortales (llamadas anafilaxia).  Esto depende de la sensibilidad al alérgeno, una persona puede ser poco sensible al polen, pero intensamente sensible  a alimentos o medicamentos que le pueda ocasionar una anafilaxia.

La parte del cuerpo que entra en contacto directo con el alérgeno, ocasionara los síntomas. Por ejemplo, los alérgenos que se inhalan producen congestión nasal, prurito en garganta y nariz, producción de moco, tos, incluso asma. La alergia a alimentos ocasiona dolor abdominal, cólicos, diarrea, náuseas, vómito o reacciones graves y potencialmente mortales. Las alergias a plantas producen erupción cutánea. Las alergias a medicamentos complican todo el cuerpo y son peligrosas
 
Algunas enfermedades están relacionadas con las alergias son el eccema y el asma entre muchas otras.  La alergia es una enfermedad, y no es contagiosa.

Cuando una persona ya sabe que es alérgica a una o varias sustancias puede tener ciertas reacciones psicológicas como la ansiedad, que aparece al anticiparse a la exposición a un alérgeno, o si tuvo exposición mínima le angustia desarrollar la enfermedad. La ansiedad es una emoción normal que tiene como objetivo preparar al organismo ante situaciones de riesgo con el fin de movilizarnos para la acción.

Las investigaciones más recientes sobre alergias mencionan que al parecer exista relación entre ciertos trastornos psicológicos como la ansiedad y depresión, con las alergias, pero esto no se ha demostrado.

Otras investigaciones acerca de la relación con lo psicológico son los nuevos descubrimientos de la biología molecular. Se conoce que muchas de las moléculas o sustancias que actúan como mediadores en el proceso de la inflamación de la enfermedad alérgica, llegan al cerebro y tienen efectos sobre el sistema nervioso. Y de hecho, recíprocamente, muchos mediadores que se liberan en el sistema nervioso a partir de situaciones de estrés emocional actúan sobre las células del sistema inmune, particularmente sobre los linfocitos y pueden predisponer a una respuesta de tipo alérgico. Sin embargo, a nivel científico se está lejos todavía de reconocer que la alergia puede tener una causa netamente psicológica. No se habla de lo psicológico como causa, pero si como un factor importante ya que la respuesta psicológica del estrés o angustia, modula es decir, modifica los factores que intervienen en el proceso de las respuestas ante la enfermedad.

 
 

 

 

Follow Us On: